juliana klinkert meditacion delfin

Meditando como el delfín – semana 4 viaje mujeres

Y ya vamos en la semana 4 de este viaje que emprendimos 12 mujeres.

Cada semana vamos más profundo en nuestro aprendizaje. Descubriendo como llevar la meditación a nuestra vida cotidiana. Cómo introducimos en nuestro cerebro que es posible llevar la meditación afuera del “cojín” de meditación.

En esta semana en particular practicamos una de las visualizaciones favoritas que aprendí en este método de meditación llamado “Meditation For Daily Stress”

Meditando como el delfín. Aprendiendo a viajar a nuestro mundo interior en momentos de estrés, de caos. A lo largo del tiempo que llevo enseñando este tipo de meditación he descubierto que el delfín es un animal que a todas las edades les fascina, niñas, jóvenes, adolescentes, adultas, todas se sienten maravilladas por el delfín.

juliana klinkert meditacion delfinTal como nos cuenta Maria BernardaCon esta meditación puedo expresar una gran ternura en lo más profundo de mi ser,  es como sumergirme a las profundidades de un mar inmenso y salir renovada en mi interior,  escucho en mis pensamientos y sentimientos ese canto maravilloso del delfín que me renueva,  me invita a luchar,  a sanar desde adentro como lo experimenté tiempos atrás.  Es un silencio elocuente que solo me habla de paz,  tranquilidad y de esa presencia de un ser superior que me ama inmensamente.”

Cuando enseño esta meditación a madres y a sus hijos encuentro la maravilla de este animal en todo su esplendor, y es tan poderosa que se convierte en el tema de conversación en desayunos familiares, discusiones, o simplemente como una mujer me dijo en estos días “Ya tengo mi terapeuta a la mano en todo momento, el Delfín”

Y que es entonces aquello tan maravilloso que descubrimos en el meditar como un delfín, es como lo describe Adriana “Mientras el delfín fluye es relajante y maravilloso, hasta puedo sentir que me río como lo hacen los delfines que juegan en los acuarios…”

Es una meditación que nos permite descubrir la vida en toda su existencia, tal como nos cuenta Carolina “siempre he dicho “que delicia ser un delfín” y cuando trato de sentirme como el reitero este deseo, nado en un mar complejo y acelerado (así es la vida, en constante movimiento), pero la fuerza y sutileza del delfín me ayudan a  salir victoriosa de la potencia con la que se mueven las olas del mar. Pensar en el delfín me transporta a un mundo de pazzzzzz y armonía, sus movimientos son suaves y delicados, a pesar de ser un animal tan grande, la perfección de su ser me ayuda a  trazarme metas. Sus sonidos proyectan paz y me ayudan a desconectarme del mundo.”

Dentro de toda esta maravilla que el delfín nos propone hay algo supremamente importante. Para expresar esto, primero voy a traer el comentario que nos comparte Marcela “Me quedé conectada en otra vibración, pues incluso estaba sentada y con el celular en la mano.”

En este tipo de meditación la imagen aporta el 10% mientras la guía y  transmisión de energía aporta el 90%

juliana klinkert meditando con niñasCuando estoy enseñando a los niños esta meditación les digo que vamos a cerrar los ojos y vamos a entrar en un mundo imaginario, que vamos a ver una película en nuestra mente, que lo único que ellos tienen que hacer es seguir mi voz. Inmediatamente esto los “engancha” y les da ganas de cerrar los ojos. Adicional estamos cortando con el cliché de que meditar es sentarse en posición de loto completo y repetir Ahuuummmm. Repetir un mantra tan profundo como este no tiene sentido si lo convertimos en un chiste. En fín, este no es el dilema al que entraré en este momento.

Lo que quisiera compartir en esta ocasión es que cuando alguna persona está guiando una meditación debe estar completamente atenta a saber que está transmitiendo toneladas de energía, la voz es simplemente el vehículo para ayudar a las personas a conectarse en un estado de conciencias más alto.

Todo lo que está pasando en el interior de la mente de la persona mientras está guiando la meditación es lo que se transmite a quienes están atendiendo este espacio. Cuando guiamos una meditación que incluye una visualización, quien guía debe ser la primera en poder sentir profundamente esa sensación que la imagen que están visualizando transmiten, y es también supremamente importante que quien guíe la meditación esté completamente desprovista de cualquier necesidad de ser reconocida, pues cuando estamos ayudando a otros a entrar en estados de conciencia superiores quien guía está siendo solo un canal de esas energías que se encuentran vibrando en frecuencias más altas, quien guía está siendo sólo la vasija, y también se está beneficiando de esa meditación.

Los indígenas nativos americanos dicen que mientras más clara sea nuestra visualización más presentes podremos vivir, más claridad tendremos en nuestros sueños y más facilidad de cambiar nuestra percepción errónea de este mundo tendremos. De cual percepción errónea hablo? Vemos la vida desde nuestro mundo, desde nuestros pensamientos, desde el yo, desde el ego. Esta mundo es mucho más que la materia que observamos, y esa es la trampa de la que debemos salir.

Nos hemos quedado atrapadas en los placeres de este mundo exterior y se nos ha olvidado atender ese mundo interior, ese cosmos divino que reside en cada una de nosotras. Hemos vivido una vida con ejemplos de gobernantes masculinos, y no nos hemos dado la posibilidad de descubrir cómo es inspirar desde el ser mujer. Desde el dejar fluir quienes somos en vez de tratar de cambiar quienes somos. Últimamente cuando doy una conferencia, o una clase las diferentes mujeres se han acercado a mi y me han dicho. Juliana últimamente he conocido a mujeres maravillosas y he visto que nos estamos respetando desde nuestra esencia y permitiendo vernos desde lo que tenemos en vez de desde lo que nos hace falta para ser como este o el otro.

Celebro a todas las mujeres que estén pasando por este mismo lugar. Aunque mi expertis está en el trabajar con mujeres, en algunas de mis conferencias asisten hombres, y celebro también el ver como algunos de ellos llegan con una voz de alivio diciendo que bueno es encontrar la sabiduría femenina expresándose.

Y con esta meditación del Delfìn todo esto es lo que logramos descubrir, logramos tocar ese lugar más profundo de nuestra alma, de nuestra conciencia.

juliana klinkert meditacion mujeresComo nos dice CristinaYo he descubierto que  esta meditación en especial es para mí una carta blanca para escapar a mi centro. Desde el principio pude identificarme bien con la sensación de libertad.”

Así que esta es una clara invitación a todas las mujeres del mundo para que aprendan a meditar como el delfín, para que busquen como conectarse con su silencio interior.

Es el momento de alzar nuestra voz hacia la reconexión de nuestro interior, de nuestra sabiduría, esa que cargamos desde tiempos sin principio y que hemos apabullado por tratar de ser como otras personas que consideramos “exitosas”.

En este regalo que me ha dado la vida de trabajar con mujeres abusadas por violencia física he descubierto de manera empírica que 1 de 3 mujeres hemos recibido algún tipo de violencia en nuestras vidas, violaciones, insultos, racismo, agresión física, agresión verbal por solo mencionar algunas de ellas.

Situaciones que muchas veces queremos dejar en el pasado y simplemente olvidar, sin antes haber atendido.

Necesitamos alguien que tome nuestra mano desde la distancia y ayude a sanar nuestro corazón.

A mi manera de percibir la vida estos traumas deben ser atendidos desde la profundidad de la sanación, una sanación que va más allá del contar la historia de lo sucedido, pues cada que repetimos una historia negativa de nuestro pasado solo hacemos que nuestro cerebro la recuerde e impida ser sanada.

Por eso invito a todas las mujeres a que meditemos, pero meditemos con conciencia, no con la percepción errónea de lo que es meditación. Cualquier práctica de meditación que estés haciendo debe ayudarte a sentirte mejor en tu vida cotidiana. Si estás recibiendo el resultado contrario busca un poco más, recorre este camino con los ojos del corazón, con los ojos de tu intuición verdadera.

juliana klinkert meditacion mujeresEstamos pasando por un mundo en el que muchos seres quieren abrir su conciencia, y muchos quedamos atrapados a veces en las manos de los guías erróneos.

Así que obsérvese, y permítase sentirse bien, regresen a confiar en ustedes mismas y a recibir con sabiduría.

Un abrazo al corazón de todas las personas que están pasando por este escrito y sea donde sea que se encuentren en sus caminos reciban una sonrisa en su alma.

Juliana Klinkert