Qué hacer cuando no puedo dormir

Qué hacer cuando no puedo dormir

Cada noche cuando nos acostamos a dormir estamos ensayando el momento de laBuddha Amithaba juliana klinkert muerte. El estado del sueño es el estado más cercano a la muerte. Es cuando la consciencia se puede sentir más libre y a la vez más asustada.

Qué podemos hacer para preparar la noche, sabiendo que esto también nos ayudará a preparar el momento de la muerte. Pero quedémonos en lo más inmediato y “tangible” con lo que podemos trabajar.

Esta práctica que les voy a compartir es parte de un ritual que yo misma practico. Aunque lleve muchos años meditando, aunque viviera en diferentes monasterios budistas, aunque miles de aunques… sigo siendo humana, sigo viviendo esta experiencia humana, y las fuerzas kármicas, las emociones aun hacen parte de mi propio crecimiento espiritual.

Entonces cuando me voy a dormir, mi mente puede estar pensando en alguna situación recurrente, o en alguna conversación del día. Entonces que hago para continuar con la siguiente etapa, con la etapa del sonar.

Al recostarme en la cama cierro mis ojos. Profundamente me imagino que mis maestros están en ese lugar, realmente siento su presencia, y les ofrezco todos los pensamientos que están impidiendo mi tranquilidad. Les pido que los reciban y que los transformen en sabiduría. Si un nuevo pensamiento llega inmediatamente siento como si saliera de mi mente y se los entrego en su corazón y siento como se transforman en luz.

Si tu tienes un maestro/maestra puedes hacer la misma práctica, también puedes hacerlo con una santa/santo, también puedes hacerlo con el cielo, el nacimiento de un rio, o una piedra preciosa.

Lo mas importante es que te des la oportunidad de regalarte la sensación, el pensamiento por si solo no es suficientemente fuerte, necesitas que tu cuerpo imprima la señal.

Si Solo te quedas en el pensamiento es como si tu escribieras un libro en tu computadora y lo quisieras publicar en papel, pero no lo llevas a impresión.

Te deseo una siguiente bendecida noche