Parahamsa Yogananda Juliana Klinkert

Yo intento meditar pero no soy capaz de concentrarme

La mente está en un continuo pensar, los grandes meditadores tibetanos dicen que cada minuto tenemos al menos 20 segundos de conciencia despierta. Por estar poniéndole atención a los 40 segundos por minuto que traen las batallas de este mundo ignoramos la grandeza de nuestra mente, y en vez de expandirla la contraemos, y nos creemos la película de que no somos capaz de concentrarnos, y dejémoslo simple, pero sabemos que por esta inconsciencia es que posiblemente nos permitimos entrar en un sufrimiento innecesario y añadir alcohol, drogas, juego, entre otras a nuestra vida y lentamente nos matamos en vida.

Siento que estoy haciendo muchas cosas y nada de ello está apuntando a mi crecimiento es el pensamiento que puede ser la Tara Blanca Juliana Klinkertalerta para saber que algo debe cambiar. Pasamos la vida a veces enfocados en como pagar las cuentas, o en como conseguir la pareja ideal, o en suscribirnos a la siguiente aplicación que nos permite conocer a alguien y pasamos el día entre chat y chat, desperdiciando la energía tan valiosa que podemos generar.

Antes de meditar, antes de pasar horas sentada en un cojín, lo mejor que podemos hacer es tomar una buena decisión. Dedica tu tiempo en actividades que tu corazón y tu mente agradezcan. Si alguien a quien quieres ayudar, o alguien a quien quieres que te ponga atención te está ignorando, regálate un buen tiempo para regalarte a ti lo que te imaginas que le quieres regalar a la otra persona.

Empieza por ti. Siempre le digo a las mujeres con las que trabajo, conviértete en tu mejor amiga, en tu mejor maestra. Si no estás siguiendo los patrones que las demás siguen, está bien. Recuerda siempre cuál es tu intención en esta vida.

Por ejemplo, aunque muchas mujeres me vean y digan, wow, que mujer mas hermosa, donde saldrá? Donde comprará su ropa? Etc, ningunas de esas preguntas tendrá respuesta. Porque sencillamente al único lugar al que salgo es a mi jardín interior, aquel jardín en el que es posible descubrir tu luz. Ser una guerrera espiritual significa ver el mundo a la distancia, pero continuando presente en este mundo.

Desde adolescente imagine mi vida en una cueva, quería profundamente en mi corazón estar sentada en una cueva, solo al lado de una maestra desarrollando mi mente, y también imaginaba que cuando mi mente estuviera totalmente desarrollada saldría al mundo, a la ciudad a compartir lo aprendido con muchas personas.

Pero eso nunca pasó, nunca tuve la oportunidad de ir a esa cueva, es más una vez tuve la oportunidad de vivir un tiempo en una isla alejada de la ciudad, y las primeras noche sentí miedo de los animales que se podían acercar. Upss… en ese momento me di cuenta que no se trata de la cueva acá o alla, se trata de cómo te permites vivir en tu cuerpo de manera sabia.

Hay muchas frases de cajón que hemos oído, “deja que el señor entre en tu casa” “trata a tu cuerpo como un monastJuliana Klinkert Isla Catalinaerio” todo eso lo podemos aprender en la ciudad. Lo que sucede en la ciudad es que debes estar mucho mas atenta a las tentaciones.

De repente sales al café, ves a mujeres con tacones altos, hermosas, llenas de maquillaje y tu estás sentada con tus pantalones de yoga, sin maquillaje… Que pasa por tu mente? Sabemos que entre mujeres nos miramos mucho mas… Ese es un gran momento, un sencillo, simple y perfecto momento para ser una guerrera espiritual.

Revisa tu mente, en ese momento. A mi me pasaba antes. Pensaba, que estarán pensando de mí? En ese momento perdía mi luz, le daba el poder al que dirán y simplemente me salía del monasterio.

Busca la luz en las demás, hoy en día cuando veo estas “super modelos” en cualquier lado, trato de mirar mas allá de esa máscara exterior, trato de observar la luz que se encuentra en sus corazones, la misma práctica que hago cuando me siento con 80 o 100 presos en libertad condicional. Ocupo mi mente en observar la luz que hay en cada uno, y adicional si tengo la oportunidad de hablar sobre esto, también lo hago.

Sólo puedes hipnotizar a una culebra cuando trasciendes el miedo, cuando trasciendes los juicios. Así que, Que estás esperando? Siempre habrán personas listas para criticar lo que haces, pero no te preocupes, estás personas solo están tratando de encontrarse, mientras se pierden buscando en el mundo exterior. Así que abraza a quienes te critican, abraza a quienes no entienden lo que haces, y siempre, siempre, revisa tu mente, pon todo el esfuerzo que puedas en mirar mas allá del juicio que emites, y busca tu luz, si está siendo muy difícil verte en tu grandeza, sal a la calle y mira a las personas que te encuentres con unos nuevos ojos, busca la luz en su corazón.

Y DESCÚBRETE!